Anthony Avalos fue torturado durante varios días antes de morir, indican los fiscales.

LANCASTER – El miércoles 20 de junio de 2018, aproximadamente a las 12:00 p.m., los ayudantes de la estación de Lancaster respondieron a un complejo de apartamentos en la cuadra 1100 de East Avenue K en la ciudad de Lancaster con respecto a una llamada de rescate médico de un niño de diez años que no respiraba.

  Al llegar, la víctima fue descubierta en el apartamento de su familia sin responder. Los familiares informaron que la víctima sufrió heridas por una caída. Fue transportado a un hospital cercano.

  Los investigadores de la Oficina de Víctimas Especiales y de la Oficina de Homicidios de Palmdale respondieron de inmediato y comenzaron su investigación sobre las circunstancias que rodearon el incidente.

  Los detectives trabajaron con el Departamento de Servicios para Niños y Familias (DCFS) para investigar a ocho niños, que tenían entre 11 meses y doce años de edad, que vivían en el hogar o que estaban asociados con la familia de la víctima, dichos menores fueron puestos bajo la custodia de DCFS.

  Los detectives también realizaron múltiples entrevistas con todas las personas asociadas con este caso. Examinaron todos los documentos del Sheriff y del DCFS, tanto históricos como actuales, ya que se relacionaban con Anthony Avalos, de 10 años y su familia.

  Aunque Anthony sobrevivió durante toda la noche, trágicamente, sucumbió a sus heridas a las 6:30 AM del día siguiente. Mientras continuaba la investigación, los detectives entrevistaron al novio de la madre de Anthony, Kareem Leiva, de 32 años, en la estación de Lancaster el miércoles 27 de junio de 2018.

  Durante el transcurso de su entrevista, el sospechoso Leiva hizo declaraciones que llevaron a los investigadores a arrestarlo por el asesinato de Anthony Avalos.

  Durante la entrevista, los investigadores se dieron cuenta de que el sospechoso Leiva había sufrido lesiones médicas previas que requerían atención médica.

  El sospechoso Leiva fue detenido en la estación de Policía de Lancaster con una fianza de dos millones de dólares después de haber sido de alta por el médico.

  La Oficina de Homicidios y la Oficina de Víctimas Especiales están trabajando estrechamente con la Unidad de Abuso de Menores Compleja de la Oficina del Fiscal de Distrito del Condado de Los Ángeles y el Departamento de Servicios para Niños y Familias (DCFS).

  Anthony de 10 años murió después de sufrir lesiones en la cabeza y fue golpeado, encerrado y no alimentado, informó la Agencia de Bienestar Infantil del condado de Los Ángeles.

  Anthony Avalos hizo las denuncias en entrevistas privadas realizadas después de que el Departamento de Servicios para Niños y Familias recibió una advertencia de al menos una docena de veces durante varios años. El niño sufrió abuso durante mucho tiempo y esto le llevó la muerte en un hospital de la ciudad de Lancaster.

  Tenía heridas en la cabeza, mostraba signos de desnutrición y probablemente murió por maltrato, dijo la agencia en un comunicado, la agencia también agregó que Anthony contaba con quemaduras de cigarrillos que cubrían su cuerpo.

  La madre de Anthony, Heather Barron, y su novio, Kareem Leiva, inicialmente dijeron que el niño resultó herido como resultado de una caída accidental. El novio de la mamá fue detenido sospechoso de haberle causado la muerte al niño.

  María Barron, tía del niño cree que la madre de Anthony y su novio lo habían estado abusando. Ella había informado su sospecha varias veces.

  “Me rompió el corazón que no hice más por él”, dijo Barron. La autopsia está pendiente y continúa una investigación criminal.

  Brandon Nichols, subdirector del Departamento de Servicios para Niños y Familias del Condado de Los Ángeles, dijo que Anthony se comportaba como gay en las últimas semanas. Según los informes, el niño le dijo a su madre que “le gustaban los niños y las niñas”.

  Las autoridades están investigando si la homofobia desempeñó un papel en su muerte.

  Un informe indica que se han realizado al menos 16 llamadas a la línea directa de abuso infantil del condado desde 2013 antes de que muriera Anthony. Por su parte Bobby Cagle, Director del Departamento de Servicios para Niños y Familias, confirmó que las personas que llamaron dijeron que a Anthony y a sus hermanos se les negaron alimentos y agua, se les maltrató sexualmente, se les golpeó y magullaron, se les colocaba boca abajo por las escaleras y los encerraban en espacios pequeños sin acceso al baño, obligándolos a pelear entre ellos, y forzados a comer de la basura.

  “Se le proporcionó maestros, miembros de la familia hicieron que la policía entrara en contacto”, dijo la supervisora Kathryn Barger. “Y, sin embargo, Anthony está en la morgue”. A Anthony lo sacaron de la casa durante varios meses, pero lo devolvieron después de que los miembros de su familia recibieran asesoramiento en el hogar. La agencia dijo que confirmó dos acusaciones de abuso sexual cuando Anthony tenía 4 años, pero el caso se cerró cuando se determinó que su madre lo estaba cuidando adecuadamente.

  La última referencia con respecto a Anthony fue en abril de 2016 alegando descuido general. Fue entrevistado y las acusaciones fueron consideradas infundadas o no concluyentes, dijo el DCFS. La referencia se cerró un mes después.

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *